2006-08-24

Planetas, planetoides, plutones y estrellas de la muerte

La serie sobre mitología que hemos presentado responde ni más ni menos a la votación sobre cuantos planetas ha de tener el sistema solar.

Todo empezó hace poco más de un año cuando se descubrió un nuevo cuerpo más allá de Plutón. No era el primero (ni será el último), pero tenía la particularidad de ser más grande que Plutón, lo que llevaba a plantearse que, si Plutón es planeta, ¿por qué este no?. La gente comenzó a llamarlo Xena (como la princesa guerrara), quizá por el tan esperado "planeta X", y a su satélite Gabriel.

Entonces, como no había ninguna definición oficial de planeta (porque nunca había hecho falta), y no se sabía que hacer, astrónomos y científicos de la UAI se han reunido para elaborar una definición que diga claramanete qué es un planeta y qué no lo es.

La primera definición que daban se basaba básicamente en la forma esférica del cuerpo, que orbitara alrededor de una estrella y que no orbitara alrededor de un planeta. Así las cosas quedaban de la siguiente manera:

Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Ceres, Jupiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón, Caronte y "Xena".

Ceres es el asteroide más grande del cinturón de asteroides y cumple los requisitos de la definición. Caronte se consideraba hasta ahora una luna de Plutón, pero como ambos orbitan alrededor de un punto que está en el espacio vacío (y no en el interior de un planeta) se les considera un sistema doble. "Xena" es el nuevo planeta. En total 12.

La idea es que, (de haberse aprobado esta definición), a "Xena" hay que darle un nombre de verdad, basado en la mitología, y teniendo en cuenta que como no se esperaba encontrar ningún planeta nuevo, están todos los nombres adjudicados. Le hubiera venido bien el nombre de Perséfone (Proserpina), la hija de Ceres secuestrada por Plutón, puesto que la mitad de su orbita está cerca de él, pero la otra mitad se aleja, aunque siempre vuelve. Sin embargo, este nombre ya está adjudicado a un asteroide.

El problema de la definición que nos daría 12 planetas es que a la larga podría darnos un sistema solar con 200 planetas. Por eso se planteó una definición en la que un planeta, aparte de las características anteriores, tiene que cumplir que sea el objeto dominante y más grande de su zona. Esto tiene que ver con la manera en la que se cree que se forman los planetas, que al principio son un montón de piedras por ahí volando, pero que por gravedad empiezan a juntarse, de manera que las más grandes atraen a las más pequeña y limpian el espacio alrededor, por eso se supone que un planeta debe ser el objeto dominante, gravitacionalmente hablando, en sus alrededores. El limite superior para la masa de un planeta se establece en que no puede producir energía a partir de la fusión nuclera, diferenciando así a los gigantes gaseosos de las enanas marrones (aunque cabe preguntarse si la Tierra dejó de ser planeta tras la primera bomba atómica).

Pero como se ha aprbado esta definición, nos cargamos un planeta (igual que hizo Darth Vader con la Estrella de la Muerte), y Plutón pasa a formar parte de un grupo genérico conocido como "planteas enanos".

Image Hosted by ImageShack.us

Una sucesión bastante clara de los sucesos se puede seguir (como no) en la wikipedia: Refefinición de Planeta de 2006.

Sea como sea, este año toca cambiar los libros de texto. Y por supuesto toca aprenderse la fecha de hoy para que cuando en el trivial pregunten "¿Cuál es el planeta más lejano en el sistema solar?" podamos preguntar nosotros "¿De que fecha es el trivial?"

Etiquetas:

4 Comentarios:

At 12:05 a. m., Anonymous Anónimo said...

Yo voto por ignorar a Xena, una piedra que no se ve a simple vista desde aqui y que nunca hará bajar o subir los impuestos ni nada que nos afecte en lo más mínimo...

¿Para que vale? para que unos astrofísicos se reunan a discutir. De paso harán cenas y discusiones a la orilla de la piscina climatizada.

Porque ahora que lo pienso, ¿que prueba hay de que exista la piedra esa? una foto cutre que se hace en 5 minutos con el fotoshop... si es que somos muy crédulos.

 
At 10:24 a. m., Blogger Sergio said...

Hombre, eso de ignorar las cosas, se supone que intentan hacer ciencia. Si se dedicaran a ignorar cosas ahora mismo estaríamos escribiendo con máquinas de escribir y mandándonos estos comentarios por correo (igual algún día cuento la historia de "ese par de nubes negras en el horizonte de la física del siglo XIX").

Vale, que sí, que es un pedrusco volando, pero ahí está, no se puede ignorar.

Y bueno, si los astrofísicos y astrónomos se reunen a discutir, a cenar y a emborracharse, eso da una imagen más humana, y no la del típico barbudo que no sale de casa, ¿no?

Ahora lo de las pruebas. ¿Crees que el PP y el PSOE se pondrían de acuerdo en engañar a todos los españoles para sacar un mínimo beneficio pudiendo descubrirse el uno al otro y sacar un beneficio mayor mientras que el otro se hunde en la vergüenza? Cierto es que los científicos son más colaborativos e inteligentes que los políticos (al menos desde mi punto de vista), pero en el mundo de la ciencia también hay grupos de presión y facciones enfrentadas, así que es dificil que todos se unan para engañar al a humanidad.

 
At 5:30 p. m., Anonymous Anónimo said...

Ahora lo de las pruebas. ¿Crees que el PP y el PSOE se pondrían de acuerdo en engañar a todos los españoles para sacar un mínimo beneficio pudiendo descubrirse el uno al otro y sacar un beneficio mayor mientras que el otro se hunde en la vergüenza? Cierto es que los científicos son más colaborativos e inteligentes que los políticos (al menos desde mi punto de vista), pero en el mundo de la ciencia también hay grupos de presión y facciones enfrentadas, así que es dificil que todos se unan para engañar al a humanidad.

Ese mismo argumento se usa para demostrar que el hombre estuvo en la luna, argumentando que la URSS hubiera dicho algo solamente para desacreditar a los USA. Eso y lo de las piedras.

Hay dos formas de verlo, o bien todos están de acuerdo para engañarnos o bien todos somos unos puñeteros paranoicos pensando que todo el mundo está en nuestra contra...

 
At 3:29 a. m., Anonymous Anónimo said...

no eres paranoico si de verdad te persiguen!!!

 

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio