2006-08-22

Mitología, capítulo 3: Urano

Image Hosted by ImageShack.us


Urano es el dios del cielo y uno de los dioses primigeneos. Según el mito de la creación, Urano cubría a Gea (la Tierra) todas las noches, de donde engendraron a los titanes y las titánides, modelos de belleza y perfección, pero sus hijos menores fueron monstruos como los cíclopes, gigantes de un solo ojo, o los hecatónquiros, gigantes de cien brazos y cincuenta cabezas.

A Urano no le gustaron y creo para ellos el Tártaro, el mundo de las profundidades y la oscuridad, donde los encerró. Gea, indignada ante esta actitud con sus hijos, incitó a los titanes a que se rebelaran contra su Urano, aunque la rebelión no surgio efecto y acabaron encerrados en el Tártaro también. Gea entonces pidió ayuda a las titánides con quien acudió a liberarles, pero una vez libres, los cíclopes atacaron a los titanes y los hecatónquiros a las titánides, celosos de su belleza. Gea se vió entonces obligada a encerrar por su cuenta y para siempre a cíclopes y hecatónquiros. Pero no quedó contenta y pidió ayuda los titanes para vengarse de Urano aunque sólo Crono la ayudó. Cronos encontró a su padre, Urano, y le castró con una hoz de pedernal que le había dado Gea, arrojando los genitales tras él. Al salpicar la sangre (o, según el mito, el semen) de éstos en la Tierra, surgieron los Gigantes. Crono tiró la hoz al mar naciendo así la isla de Corfú).También tiró al mar los genitales de Urano, que produjeron una espuma de la que nació Afrodita. Crono encerró entonces a Urano en el Tártaro junto con los cíclopes y hecatónquiros, a quienes también temía.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio