2006-10-23

La Torre Oscura



Título: La Torre Oscura (VII)
Autor: Stephen King
Título original: The Dark Tower VII
Traductores: Verónica Canales
Editorial: Plaza Janés ISBN: 84-01-33583-3
Páginas: 985

"Childe Roland a la Torre Oscura llegó" ¿os consta?. Después de muchos años, tantos que ni recuero cuando compré el primer libro, Roland y su ka-tet llegaron al final de sus aventuras ¿para siempre?

La historia que comenzaba con "el hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él" llega por fin a su final y como toda historia de este calibre deja un pequeño vacío. La obra, en toda su extensión se atiene bastante bien al propósito que marcó Robert Browning en el poema original, "Childe Roland", enseñarnos que es más interesante el camino y la búsqueda que llegar al final y encontrar lo que nos depara el
(ka)
destino. Aún así, después de un final único, que deja las cosas zanjadas de manera bastante clara y que hace que el lector no espere nada más, Stephen King nos tiene deparada una sorpresa, y se agradece, digo verdad.

Solo hay una pequeña pega, y es que la obra se ha alargado demasiado desde su primer volumen hasta el último, y el escritor no es el mismo, bien podría haber empezado una persona y haber acabado otra que el resultado sería similar. Las cuatro primeras entregas, quizá solo tres, tienen años ya y cuando yo las conseguí ya no eran primeras ediciones ni con mucho. En ellas el mundo del pistolero era extraño por si mismo en un sentido que atraía más que cualquier otra cosa, no intrigaba tanto la historia de lo que le iba a pasar, si no de lo que había pasado para que su mundo fuera como era, todo tenía aires de ser un futuro postapocalíptico en el que los antiguos (¿la sociedad moderna?) había seguido senderos de perdición y había dejado todo patas arriba. Había referencias tencológicas y científicas que pertenecían a un pasado lejano y que nadie sabía como funcionaban. Era realmente un mundo digno de la mejor ciencia ficción.

El cuarto volumen es una historia un poco aparte, pues en casi su totalidad un flashback. Pero los tres restantes van perdiendo ese encanto de ciencia ficción paso a paso, para dejar sitio a la más pura fantasía, donde la ciencia ya no tiene cabida y el mundo de Roland ya no es lo que parecía. Sin embargo el estilo del narrador cambia y se vuelve mucho más interesante (al menos desde mi punto de vista), comienzan a aparecer expresiones propias de ese universo y empieza a vislumbrarse un hilo argumental claro, haciendo claras las ideas hasta ahora y perparándonos para lo que sucederá en un futuro. Supongo que hay que leerlo para entender como llega a meternos en la historia a través del lenguaje y no solo de los hechos.

En definitiva, un gran libro que posiblemente se convierta en un gran clásico. Digo verdad. Digo gracias.

Etiquetas:

6 Comentarios:

At 12:48 a. m., Anonymous Anónimo said...

Un pequeño comentario :P

Yo hace escasamente una par de semanas que leí el último tomo también, con la diferencia, creo, de que en mi caso lo hice en inglés.
Cuando comentas el detalle de que al final de la saga van apareciendo más frases hechas y localismos...

... espero que no suene muy elitista, pero en inglés éstos aparecen desde el primer tomo, de hecho desde el segundo ya se va viendo una forma muy marcada de hablar ("acentos", por decirlo así) según qué personaje sea el que interviene en cada momento. A mí personalmente es de las cosas que más me gustaron de toda la saga, a uno le entran ganas de meter las frases hechas en sus conversaciones :P

Un saludo!!

 
At 10:44 a. m., Blogger Sergio said...

Es lo que tiene leer en versión original, que no pierdes nada ;) Sí, acertaste al suponer que leí la traducción al castellano, aunque tampoco era muy dificil :)

El problema de la V.O. es que hay que tener un buen nivel de inglés, yo por ejemplo creo que no hubiera sido capaz de darme cuenta de esos "localismos" porque estaría bastante ocupado en hacerme una idea general de lo que ocurre, y los detalles pasarían por alto. Si tu puedes con ello, aprovechalo ;) no todos tenemos esa suerte :)

 
At 1:50 p. m., Blogger Alvaro G.A. said...


El problema de la V.O. es que hay que tener un buen nivel de inglés, yo por ejemplo creo que no hubiera sido capaz de darme cuenta de esos "localismos" porque estaría bastante ocupado en hacerme una idea general de lo que ocurre, y los detalles pasarían por alto. Si tu puedes con ello, aprovechalo ;) no todos tenemos esa suerte :)


Bueno, perdonar que me meta en la conversación. Pero yo estoy en la misma situación que Sergio, se inglés pero no lo suficiente para ser "fluido".

Mi opinión es que si no nos ponemos a leer y ver cosas en VO, nunca saldremos de eso. A mi me da mucha mucha pereza ver las cosas en VO, los primeros minutos los paso muy atento y perdiendome algún detalle. Y aunque luego ya le pillo el tranquillo, es mucho más facil conseguir un versión doblada.

Por ejemplo tengo Firefly en VO y todavía no he visto más de 4 capítulos.

Todo es buscar formas de obligarse. Por ejemplo con perdidos, en USA están ya con la tercera, aqui en España todavía tardarán unos meses en ponerla y mi curiosidad es más fuerte que mi pereza.

Por cierto, alguien sabe de una biblioteca en Asturias con Versiones Originales??

 
At 5:48 p. m., Blogger Sergio said...

Para entrar en esto de la VO yo espero que alguien me deje "The Hitchhiker's Guide to the Galaxy"... ejem... y no miro a nadie ;)

 
At 5:55 p. m., Blogger Cels said...

(el primero en comentar, de nuevo al ataque)

Uf, la verdad es que sí es una lástima que no hayas podido leer el libro en versión original, porque es una de las cosas que más me gustaron. No te creas que es una exageración: se puede saber de qué zona del mudno de Roland (... o el real! insisten mucho en cosas como esos "ayuh" y demás) es cada personaje sólo por los dejes al hablar.

La cosa llega al extremo de que aunque Susannah, Eddie y Jake son de la misma ciudad, cada uno tiene ciertas cosillas en su forma de expresarse por ser de una época u otra (Eddie habla bastante parecido al inglés actual, aunque sí utiliza mucho ciertas expresiones 'de moda' antes, Susannah podría traducirse como que mete a veces un pistonudo o fetén, que hoy en día no dice ni dios...)

Aparte de eso, tanto Roland en Wizard and Glass (creo que es la Bola de cristal en castellano, el cuarto) como Eddie a lo largo de todos los libros van mimetizando la forma de hablar de los que les rodean, de forma que mete en sus diálogos los dejes de todos los demás. En algunos diálogos de ese cuarto libro Roland cambia la forma de hablar en una única frase, diciendo por ejemplo tanto "aye" como "yes" (las dos significan sí) porque en un momento se dirige a Susan y en el otro a Cuthbert.

De todas formas reconozco que aunque oí echar pestes de la traducción del 4º (cambios de sentido a frases, párrafos que desaparecen...), es que esto no es nada fácil de traducir. Anduve ojeando la versión en castellano y sí que me resultaba un poco 'durillo' que la traducción que hubieran pensado para "aye" fuera "ea", pero es que tampoco es fácil encontrar algo similar (y no es la única manera de afirmar que tienen: yes, yeah, yar, aye, ayuh... el hecho de que cada una 'indique' algo da un trabajo al traductor impresionante). Si sólo para decir "sí" hay estos problemas imagínate cuando empiezan a meter coloquialismos, arcaismos, regionalismos...

Yo empecé a leer en inglés principalmente hace unos años, cansado de las traducciones que hacían de Terry Pratchett, y ahora mismo suelo leer todo en ese idioma salvo lo escrito por alguien que no lo utilice de primera lengua. Sí que es verdad qu eme defiendo en inglés, pero de todas formas os animo a intentarlo... del primer libro que leí así no pillé la mitad de las gracias, pero poco a poco la cosa mejora mucho.

(Qué coñazo les he soltao :P)

 
At 12:00 a. m., Blogger Sergio said...

¡Ojalá todos los "coñazos" fueran así! Realmente debe estar muy bien poder leer en versión original, pero yo le sigo viendo dos problemas:

El primero es la comodidad, porque después de años de instituto en los que leías por obligación (y viendo lo que hay por ahí, que la gente apenas lee), parece un milagro que podamos aficcionarnos a la lectura tanto como para "deborar" libros así. Y si ahora quitamos la facilidad de leer por placer y vuelve a convertirse en algo que requiere trabajo... no se yo. Acostumbro a leer en inglés a menudo, pero son publicaciones técnicas y ya me cuesta en parte. Pero bueno, supongo que si como dices al final se consigue solutra merece la pena.

Pero el problema más gordo es el que comentaba Alvaro, conseguir libros en VO quizá no sea tan fácil. En las bibliotecas que hay a mano por aquí creo que hay algunas versiones originales, pero para encontrar en un catálogo tan reducido algo que te guste, lo veo bastante dificil y leer en inglés algo que encima no te interesa ya me parece tontería.

Sea como sea, algo habrá que hacer :)

 

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio