2006-12-19

Si no te gusta la fruta, hazte un reloj

Así dicho, puede parecer un sin sentido, pero podemos tener nuestro reloj ecológico simplemente "desperdiciando" una pieza de fruta, aunque bueno, en realidad la fruta solo será la pila. ¿Cómo? Veamos.

Lo primero es entender que la corriente eléctrica no es otra cosa que el movimiento de electrones de un sitio a otro, una vez tenemos esto, solo tenemos que saber un poco de química para ver como se produce este movimiento. La manera que tenemos aquí se llama reducción-oxidación y es suficientemente sencilla como para estudiarse en 4º de ESO, aunque a estas alturas, muchos la habreis olvidado.

De lo que se trata, es que distintos elementos actuan con diferentes valencias antes y después de la reacción, de manera que en total tienen distitno número de electrones, así mientras un elemento pierde electrones y se reduce, otro tenderá a recogerlos y ganarlos, por lo que se dice que se oxida.

Tampoco quiero entrar en detalles sobre la reacción, pero para que se produzca, los compuestos se deben separar en iones (partículas con carga) para que los electrones queden libres, y para ello necesitamos un medio ácido. Y ahí es donode entra en juego la fruta.

Si en un limón o en una naranja, clavamos un trozo de cinc y un trozo de cobre y los juntamos por un cable ocurrirá lo siguiente. El cinc pasará al jugo del limón como un
catión Zn2+, dejando en el metal dos electrones libres que viajarán por el cable hasta el cobre, pero ahora tenemos una carga positiva en el jugo del limón en las inmediaciones del cinc, así que las sales que contiene el limón se reordenan para conseguir que esas cargas no estén libres, dejando a su vez una carga positiva cerca del cobre. Estos iones de las sales del limón, pasan a la placa de cobre donde se combinan con los electrones que teníamos porque habían llegado del cinc, y así tenemos un circuito cerrado.

No puedo asegurar que sea así exactamente porque no he encontrado la reacción que se produce en el interior del limón, así que es una adaptación de lo que ocurre en una pila Daniell con puente salino, sin embargo, no puede diferenciarse demasiado de la realidad (o eso creo).

Sea como sea, y pasando al caso práctico, si realmente no te gusta la fruta, puedes comprarte uno de estos con su soporte, su cobre, su cinc, sus cables y su reloj (pilas no incluidas) por solo 15 $US y darle un uso diferente.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio