2006-09-28

La Mona Lisa fue mamá... ¡por segunda vez!


Primero la noticia, literal desde el Qué! de esta mañana:
La ciencia ha desvelado uno de los grandes misterios de la historia del Arte. Un sofistiado escáner laser de tres dimensiones desarrollado en Canadá ha descubierto que la enigmática "Gioconda", que pintó Leonardo da Vinci, acababa de tener su segundo hijo cuando se convirtió en la modela más famosa de todos los tiempos.
¿Qué podemos enteder de esto? Primero, que han escaneado el cuadro, plano como una fotografía para obtener una figura tridimensional de la escena por algún tipo de procedimiento que roza la ciencia ficción. Además, el escaner ha descubierto que la Mona Lisa acababa de dar luz ni más ni menos que a su segundo hijo. Todo un milagro de la ciencia. ¿Quizá hayan analizado la constitución de la mujer y hayan hecho medidas para deducirlo?

Por supuesto, luego hay que completar la información, porque si nos quedamos solo con lo de arriba, deducimos que la ciencia puede obrar quasi-milagros.

El escaner tridimensional no es tanto lo que pueda parecer a simple vista, sino que analizando diferentes longitudes de onda, se pueden ver (o intuir) las distintas capas del cuadro, desde la madera, los primeros trazos, las pinturas hasta el barniz, puestas una encima de otra. Además también se estudió la parte de atrás, por lo que se puede aceptar lo de "tridimensional" aunque no sea tan espectacular como esperábamos.

Respecto al embarazo... bueno, ahí entra en juego más la historia que la ciencia. Lo que ha mostrado el escaner, es que la Mona Lisa llevaba un velo sobre la ropa, velo que no se puede ver a simple vista por el barniz amarillento y el deterioro del cuadro. Una vez que sabemos que existe este velo, el escaner se acabó, ahora son los historiadores los que dicen que es una prenda típica de embarazadas o de mujeres que acababan de dar a luz en aquella época. Pero... ¿el segundo hijo? bueno, eso es porque saben quién era la mujer; Lisa Gherardini, mujer del mercader Francesco de Giocondo (por eso también se le conoce como "La Gioconda"). Una vez que se sabe quién era la mujer de la misteriosa sonrisa y se estudia su historia, se puede comprobar que acababa de dar a luz en esos años. Aquí volvemos echar mano del escaner para comprobar que, efectivamente, el cuadro se pinto entre los años 1503 y 1506. Así pues podemos saber que era su segundo hijo... o el tercero, porque las fuentes tampoco se ponen de acuerdo. Parece ser que podría haber tenido un niño y una niña anteriormente, pero murieron, por eso es tan feliz con un nuevo bebé.

Y ya puestos, el escaner también acalara un punto importante, y es que en aquella época, solo las niñas y las mujeres de mala reputación llevaban el pelo suelto, pero parece ser que en el cuadro lleva un pequeño sombrero o moño.

Seguramente la información se vaya aclarando a lo largo del día, pero el "escaner tridimensional" ahí queda.

Más datos en: La Gaceta (AR), ABC7Chicago, CTV.ca, página del proyecto.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio