2007-03-28

El horario de verano

Este fin de semana nos han vuelto a tocar la moral con el cambio al horario de verano. El domingo a las 2:00 pasaron a ser las 3:00 así sin más y claro, una hora menos para dormir o para trabajar, aparte de que el domingo como cada uno sigue su propio horario más o menos, el ajuste es un poco caótico y luego es el lunes cuando se paga de verdad.

Por lo menos sabemos que se ahorra un montón con este cambio, o al menos eso nos dicen en las noticias, porque como nos levantamos amaneciendo en lugar de a plena luz, pues aprovechamos más las horas de sol, y luego por la tarde tenemos más horas de luz libres... hay un montón de consideraciones de ese tipo.

Pero a mi, acostumbrado a ver gráficas y a pensar en ajustes de funciones, me encantó ver este artículo en kriptopolis, donde explican con un poco más de detalle como va eso del cambio de horario.

Se nos presenta primero este gráfico:



En el eje de las X tenemos los días del año, del 1 (1 de enero) al 365 (31 de febrero) y en el eje Y tenemos los minutos del día, desde las 00:00 en el origen a las 23:59 arriba del todo. Y sobre ese sistema están pintados los datos de la salida del sol, en rojo, y de la puesta en azul. Muy interesante ver como van creciendo los días y sobre todo fijarse en que las lineas no son simétricas del todo, efecto que quizá sea una chorrada que se me escapa o quizá se pueda estudiar por que es así. Pero vamos a lo que nos interesa.



Sobre esos datos hay ahora representadas tres lineas, una a las 7 de la mañana, hora de levantarse, otra a las 23:00, hora de acostarse, y otra (esta en verde) a las 5 de la tarde, que podría ser el final de la jornada laboral (ja!).

Como se puede apreciar, en este gráfico no hay cambio de hora respecto al sol, y en la mitad del año, a las 7 de la mañana ya es bastante de día y ha pasado un buen rato desde que amaneció. Podemos mejorarlo:



Ahora sí está representado el cambio que sufrimos este fin de semana, y podemos ver como efectivamente, nos levantamos aprovechando mejor las horas de sol, y que además, cuando el sol vuelve a salir más tarde, pues volvemos a quedarnos en la cama un poco más. Además, por encima, si salimos de trabajar a las 5, ganamos una hora de sol para disfrutar del día, lo cuál se agradece.

Y ciertamente, si en vez de usar una función escalón con solo dos cambios, usáramos cuatro cambios de horario, podríamos ajustar más nuestra vida para aprovechar el sol, y así las veces que queramos, hasta cambiar de hora (o de minuto) todos los días, solo es cuestión de ampliar el grado de la función para obtener más precisión. Aunque claro, si cambiar dos veces al año es un incordio, cambiar todos los días...

En el artículo original, se explica otro problema derivado de la zona horaria de España, recomendable de leer.

Etiquetas:

2 Comentarios:

At 9:54 p. m., Blogger Alvaro G.A. said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 12:40 a. m., Blogger moral3jo said...

31 de diciembre no de febrero no?
linea 2

 

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio