2004-11-06

Teleportación

Me encuentro curioseando por slashdot con este post tan jugoso, al menos en principio.

El resumen de la noticia viene a ser que la armada estadounidense se ha pasado unos cuantos años estudiando las posibilidades físicas del teletransporte. En general, estudiados desde tres puntos de vista distintos; la teleportación cuántica, los agujeros de gusano y psicoquinesis. Todo esto supongo, para ver si podían teletransportar espias directamente en el corazon de embajadas o dentro de cajas fuertes y sacarlos sin que nadie se enterara, o más a lo grande aún, teletransportar ejercitos enteros a la capital de algunos paises a los que haya que aplicarles "guerra preventiva".

Como se explica en el comunicado oficial, "This study was tasked with the purpose of collecting information describing the teleportation of material objects, providing a description of
teleportation as it occurs in physics, its theoretical and experimental status, and a projection of potential applications."

Los resultados obtenidos son los que cabría esperar.
En lo que se refiere a teleportación cuántica, los mayores logros han sido conseguidos hace unos meses por el grupo de la universidad de Insbruk al teleportar un átomo de Berilio. Sin embargo, la teleportación cuántica no hace que este átomo ahora esté aquí y ahora allí, sino que el que está allí, primero no sabemos muy bien como es, pero ahora es exactamente igual que el que tenemos aquí. Vamos, un galimatías que no solucionará los problemas del teletransporte entendido como lo entendía Mr. Spock.
La cuestión de los agujeros de gusano va un poco más alla (o más acá). Podrían ser la solución a un telentransporte como todo el mundo entiende... si existieran. Se teoriza con ellos, bastante bien, por cierto, y aparecen como soluciones de las ecuaciones de la relatividad general. Pero nadie ha encontrado ninguno, asi que mucho menos crearlos a placer. Esto de jugar con la geometría del espacio-tiempo no parece estar a nuestro alcance todavía.
El último campo de investigación del programa, fue analizar en el campo de la física, los datos obtenidos hace años, cuando la CIA (y también la KGB) investigaba sobre la psicoquinesis y los poderes de la mente. Todo un poco fuera del campo de la ciencia.

Pues bien, la conclusión a la que llego yo es que gracias a Dios que todavía hay gobiernos que contratan científicos para que hagan no se sabe muy bien que, sin necesidad de que estos obtengan resultados contundentes. Quizá algún día un servidor acabe trabajando para la US Air Force.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlazan a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio